miércoles, 16 de octubre de 2013

LA VENTA DE ACCIONES DE TELEFÓNICA DE PEREIRA, OTRO ATENTADO CONTRA LA CIUDAD

El día 16 de Julio de 2013 de manera intempestiva el Alcalde, Enrique Vasquez Zuleta, vendió el 43.8% de las acciones que el Municipio de Pereira tenía en la Telefónica de Pereira. Y si bien es cierto esto es noticia vieja, los pereiranos y pereiranas no hemos evaluado suficientemente el impacto de esta medida, que se añade a otras de similar carácter y que vienen destruyendo el patrimonio de la ciudad, así como nuestra calidad de vida.

Según los primeros anuncios oficiales los $64.250 millones iban a ser usados para las obras del Aeropuerto Matecaña, pero en posteriores declaraciones el Alcalde afirmo que ya no era así y que iban a repensar el tema para invertir mejor, ¿puede encontrarse mayor falta de planeación y dirección estratégica de una ciudad?. Lo que realmente ocurrirá con este dinero es que se perderá en corrupción y despilfarro, además que algunas campañas políticas de la región ya tendrán asegurada su financiación.

Cualquier venta del patrimonio público es un atentado contra la ciudad y sus habitantes,  pero lo mas grave es que esta venta,  además, demuestra que esta administración no tiene visión estratégica de ciudad, recordemos que el patrimonio público pereirano ya no cuenta con las Empresas de Aseo, Energia, Multiservicios y ahora Telefónica de Pereira. 

Y es que esta venta es una equivocación que no resiste análisis, Telefónica de Pereira es una Empresa que aumentó su participación en el mercado de Telefonía en 9,2%, en el de Internet en un 18%, en televisión un 6,7%, además tiene $241.942 millones en activos, $101.639 millones de ingresos operacionales y $10.908 millones de Utilidades, de las cuales $2.300 millones fueron para el municipio. Incluso los argumentos de la volatilidad del negocio de las comunicaciones son cuestionables, ya que los que más lo esgrimen son los Megamonopolios de las Telecomunicaciones, como American Movil, Millicom, Telefónica, todos interesados en quedarse con las Empresas Públicas. Esta equivocación se hace mayor cuando en la venta de las acciones se presenta un detrimento patrimonial de $11.000 millones de pesos, como ya lo denunciaron los accionistas minoritarios de la Empresa, los que señalan que las acciones fueron vendidas por un valor inferior al que las bancas de inversión habían señalado.

Este proceso fue tan poco transparente, que la Administración tuvo que recurrir a la figura del convenio interadministrativo, usando la condición de Empresas Publica que aún tiene UNE-EPM, para evitar el debate amplio que debería darse en el Concejo de Pereira y ante la ciudadanía, con todas las fuerzas vivas de la ciudad.

LA SITUACIÓN DE LOS TRABAJADORES DE UNE-TELEFÓNICA DE PEREIRA

El presidente de UNE, Marc Eichmann,  en entrevista al periódico Portafolio del 27 de Septiembre de este año, señalo que ha raíz de la fusión con Millicom no habría recortes de personal en ninguna de las dos Empresas, y si bien no ha habido recortes, ya los trabajadores empiezan a sentir la presión de UNE, con la amenaza de echar sin justa causa a los trabajadores que están cercanos a cumplir 10 años de trabajo, ya que la convención colectiva tiene una cláusula que evita su despido pasado este tiempo de trabajo. La intención de la Empresa es librarse de tener que conceder estabilidad laboral a estos trabajadores, llenándolos de zozobra y angustia por su futuro laboral.

Estas políticas antisindicales deben ser enfrentadas por todo el movimiento sindical, ya que es solo el comienzo de una ofensiva contra los trabajadores y trabajadoras. 

EL CAMINO CIUDADANO ANTE ESTE PANORAMA

No queda de otra, hoy la ciudadanía pereirana, sobre todo el pueblo que se afecta por estas ventas, por la valorización, por el despilfarro y la corrupción, debe salir a exigir que paren todos estos abusos, pero sobre todo debe prepararse para plasmar en la Administración Municipal una visión política distinta, que recoja la visión colectiva histórica de la ciudad y que contradiga el modelo de privatizaciones sustentado en la filosofía neoliberal, filosofía que hoy orienta el accionar de la Administración de Vasquez, Soto y compañía. 

Hoy existen en la ciudad varios espacios de aglutinación popular que deben ser fortalecidos, LA COMOSOPOL, EL FRENTE AMPLIO EN DEFENSA DEL PATRIMONIO PUBLICO, pasos en el camino correcto, hay que dar los que siguen.