miércoles, 2 de mayo de 2012

"Un cuento de 1 de Mayo" por Monica Valdivieso

Durante años he salido los 1 de Mayo, junto con amigos, compañeros, con el pueblo a seguir exponiendo nuestro optimismo en forma de consigna, en forma de marcha y si bien la alegria es total a pesar del cansancio y los esfuerzos previos, uno sabe que en concreto ese dia no ganas un pliego, no te ganas una rebaja, no tumbas una Ley, no conquistas el poder, pero este 1 de Mayo fue diferente para mi y sobre todo para una gran amiga, una compañera, que obtuvo ese dia una victoria, yo diria que una de esas que te definen...pero mejor que lo diga ella:

"Siempre he pensado q los días festivos son la compensación que el hombre de sociedad le ha dado a la divinidad y a los héroes del mundo para recordar sus tan importantes hazañas y sacrificios….Pffff popo, la verdad q un festivo para mí y para un gran porcentaje de humanos es símbolo de locha, comidita rica y una que otra rumba, bueno a veces algo de estudio =( ….. y ps no es q este año haya cambiado mucho veamos : ¬¬ La mañana lluviosa, con el frio digno de echarse otra cobija encima y dar un giro de 180° hacia el noreste de la cama… (y así fue )¡!! Solo que esta vez algo me intrigaba, algo allá en el cascumen me decía “q es lo q Ud. anda pregonando y no hace… a levantarse pues mijita”. Un buen baño para lavar las culpas de no realizar mis tan estrictas labores festivas y la emoción que da lo desconocido…. “ya no son dos pies, son cuatro” es la frase que necesitaba como toalla para secar mis culpas y sentir q lo que estaba a punto de vivir era lo que quería y que no podía negarme ese gustico con sabor a café y esencia de amaretto. Estar allí en medio de personas que defienden sus ideologías, acompañada de niños, jóvenes, adultos y otros más adultos; estar rodeada de ese derroche de creatividad, energía, entusiasmo, lucha, pasión,…. Es tan contagioso que cuando desconectas tu mente de tantas telarañas sientes como si te inyectasen una sustancia que tu cuerpo aun no sabe reconocer, te recorre desde la nalga derecha y comienza su viaje por las piernas las cuales aceleran su movimiento con el ánimo de estar aquí y allá; Luego de repente sientes que ese liquido sube rápidamente a tu estomago recordándote q tienes q comer pero la comidita del festivo no hace falta, acá estas comiendo historias, conocimiento, estas comiendo vida de las vidas de todas estas personas …. Ese es el mejor buffet. Luego sube a tus pulmones y respiras pero esta vez después de mucho tiempo eres consciente de esa respiración y lo mejor aun, te das cuenta q respiras ilusiones, esperanzas; pero como todo ambiente contaminado se te filtra el dióxido de carbono de la injusticia, de la represión, del engaño y de la indiferencia…. Pero no importa esa sustancia es tan fuerte que toces un poco y sabes q tendrás fuerzas para enfrentarte a esto una vez más. Sientes como el sístole y diástole del corazón es cada vez más fuerte y ahí en el corazón es donde esta sustancia hace su mayor efecto pum pum pum… ya no aguantas mas, la sustancia en razón de segundos ya ha abarcado todo tus órganos, tus ojos expulsan una lagrima esquinera, tus labios una sonrisa de oreja a oreja y tu cerebro está allí como la mejor maquina permitiendo que este día sea un festivo diferente. Es un infortunio total desconocer que muchas cosas injustas y desleales suceden por nuestra ausencia del ser…”del ser parte” alguien me dijo que haces acá? Y pensé lo mismo que estoy haciendo acá?…. Pero esa voz q me levanto en la mañana me dijo “ lo que acabas de sentir, lo que estas sintiendo es lo q estas buscando esa sustancia es la vacuna contra la indiferencia..Lo que pasa es que no aparece en plan de vacunación de la 1 a 5 años…pero es la vacuna y tu ya la tienes”. Aunque estoy vacunada contra la indiferencia, contra la injusticia soy consciente que no es cuestión de estar en una marcha y lo soy más de que ya no puedo seguir diciendo que “me gusta estar al lado del camino” ya no es tan divertido. …(lo siento Fito.. ya no podrá ser mi epitafio) Bueno esa fue la única cosita diferente de este 1 de mayo, me sentí parte de ….. y no de un movimiento u organización, ni de la izquierda ni de la derecha… me sentí parte de la sociedad, parte de la resistencia, parte de la igualdad, parte de las personas que no quieren más violencia, mas reformas que empobrecen, no queremos más desplazados, ni falsas propuestas de ley que solo muestran lo que hay en letra grande pero como la letra chiquitica nadie la lee. Hoy fui una más que dejaron sin tierra, a la que desplazaron, a la que le quitaron la posibilidad de pensionarse, a la que dejaron morir por no tener un eps. Hoy fui un muerto mas que tiene memoria, hoy fui un indígena que lucha por mantener viva su cultura…Hoy fui la señora que vende carbón y que no sabe de que se trata el 1 de mayo pero que está de acuerdo porque no es justo que los ricos le den limosna al trabajador para vivir… Espero que esta vacuna del 1 de mayo tenga mucha resistencia y podamos vacunar contra la indiferencia a tantas personas como sea posible"