martes, 18 de octubre de 2011

EL MOVIMIENTO SINDICAL Y LA DEFENSA DE LA EDUCACIÓN SUPERIOR

El 12 de octubre de 2011 aproximadamente 500.000 estudiantes de 35 universidades públicas y privadas del país, han marchado contra el proyecto de Ley de Reforma a la Educación Superior, no es la primera vez que el estudiantado colombiano se moviliza en defensa de la Educación Superior o de la Universidad Pública, desde que el neoliberalismo se apodero de las mentes de los que conducen nuestro país, la universidad pública colombiana viene sufriendo una crisis terrible porque los recursos estatales, desde la sanción de la ley 30, vienen aumentando con el IPC, recursos que no están compensando las grandes inversiones y gastos que las Universidades tienen que hacer para mantener una educación de alta calidad, por lo que están viéndose obligadas a autofinanciarse consiguiendo recursos propios, llegando casos obscenos de Universidades que tienen casi 70% de financiación con recursos propios.

Este proceso de autofinanciación esta redundando en la calidad de la educación impartida ya que permite que las Universidades ahorren al máximo en profesores, laboratorios, bibliotecas y demás, pero también limita su acceso a la población más pobre ya que el aumento de matriculas no se ha hecho esperar, hay casos como el de la Universidad Tecnológica de Pereira, donde han diseñado una “operación comercial”, la famosa jornada especial, donde las matriculas no bajan de $1.400.000.

Como puede verse la privatización ya está en marcha, solo que con la reforma planteada por el gobierno de Santos se profundiza, a pesar de que se elimino la creación de Universidades con Ánimo de Lucro, se mantiene el esquema de financiación al estudiante por medio de créditos y no de financiación de las Instituciones Públicas.

Por esto y más cosas que no alcanzamos a tocar aquí, los estudiantes del país han decidido entrar en Paro Nacional Indefinido, pero la pregunta es ¿Qué tiene que ver el Movimiento Sindical con este lio?, pues además de la necesaria solidaridad que debemos prestar al Movimiento Estudiantil, esta lucha no se separa de las aspiraciones de la clase obrera de una sociedad más justa y democrática, ya que el modelo educativo de un país define, en muchos sentidos, el tipo de sociedad que se construye, en este caso hablamos de una sociedad mercantilizada, donde sus integrantes no tienen derechos, sino que estos son servicios que puedes obtener solo si se tienen los recursos económicos necesarios, por obvias razones eso no es lo que queremos para nuestros hijos, la lucha del pueblo colombiano y del Movimiento Sindical debe ser por el contrario por una educación de acceso universal, financiada por el estado, científica, de alta calidad y al servicio de la nación.